Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.OKMás información

Restauración del paso procecional de misterio del Santísimo Cristo de la Victoria, Huelva

Restauración del paso procecional de misterio del Santísimo Cristo de la Victoria, Huelva

La Real e Ilustre Hermandad Sacramental y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Victoria, Nuestra Señora de la Paz y San Rafael Arcángel continúa con los trabajos de restauración y mejora de su patrimonio artístico.

Debido al progresivo deterioro que estaba sufriendo el paso de misterio del Santísimo Cristo de la Victoria, la Hermandad de los "Mutilados", en Huelva, ha entendido que era necesaria su restauración, con el fin de preservar esta característica pieza de nuestro patrimonio.

La restauración abarca diferentes actuaciones, tales como la eliminación de los insectos xilófagos que dañan la talla, la realización de una nueva parihuela en madera de pino tratado, la reparación de las grietas, desprendimientos y desgastes del oro, además de la adecuación del almacén para poder conservar el paso procesional en las mejores condiciones.

      

Para la realización de la primera fase de esta actuación, correspondiente a las labores de desinsectación, ha sido contratada nuestra filial TECMACON. Empresa especializada en el tratamiento y eliminación de plagas en la madera.

La labor que hemos realizado sobre la obra, ha consistido en la eliminación de insectos xilófagos, en concreto carcoma pequeña (Anobium punctatum) presentes en las tallas de la obra.

          

Esta labor de desinsectación se ha realizado a través del método de atmósfera transformada. Para ello se han desmontado todas las piezas lígneas que conforman el paso de misterio (respiraderos, canastilla, candelabros, figuras de los sayones y cruz del misterio) y se han introducido en una bolsa hermética termosellada.

En el interior de la bolsa se elimina el oxígeno, sustituyéndolo por un gas inerte, por lo que se produce una muerte por anoxia de todos los organismos existentes.

     

De esta forma conseguimos la eliminación de todos los insectos xilófagos sin tener que recurrir a otros métodos que pueden dañar el estuco o al dorado.

El proceso se complementa con la aplicación de líquidos insecticidas y el rellenado de los orificios y galerías, para prevenir futuras infecciones.